Fotografía, aprendizaje y las listas Top 10 que no sirven para nada


A finales del 2010, Zack Arias sacó un artículo bastante irónico que criticaba de forma directa a los fotógrafos bloggers flojos que escribían estas listas how to de como lograr ser un gran fotógrafo y daban tips y puntos supuestamente estratégicos para lograrlo, cito:

Si tienes que añadir “pon imágenes en un website” dentro de tu top 10 de cosas que debes hacer, ¿quién carajos es tu público target? ¿Infantes? Y no me refiero a infantes metafóricamente. ¿Ordenar tarjetas de negocios? Nota a los bloggers… si tienes que establecer lo más elemental obvio, no te molestes.

El anti-aprendizaje

El problema de estas listas es que funcionan. Todos hacemos click en ellas todo el tiempo, y no solo soy yo. PhotoShelter confirma eso:

del contenido que nosotros creamos para el blog de Photoshelter, nuestros artículos de “listas” son los que más vinculan desde otros sitios, los que más twittean, mandan por mail y los que visitan más.

Una mentalidad del arreglo rápido parece dominar el aprendizaje en línea de una forma que no sería posible en un estudio tradicional o en el ambiente de aprendizaje de los talleres. Como los tips de sexo impresos en las portadas de las revistas de hombres, la preferencia clara es por los trucos astutos en vez de las habilidades sustanciales ganadas con trabajo a profundidad.

La popularidad de estos artículos parece confirmar lo que de forma ingenua hemos tratado de ignorar. La mayoría de la gente que trollea estos sitios no lo hace para aprender, al visitarlos estan literalmente evitando aprender, tirando el aprendizaje. Los artículos que lideran en visitas son las listas top 10, las de rumores, reseñas de equipos y videos tutoriales o detrás de cámaras. Ensayos extensos sobre el arte fotográfico o sus aspectos teóricos prácticamente no existen (salvo algunas excepciones que confirman la regla) y las galerías mostrando trabajo de mayor originalidad o creatividad tienen una clasificación menor o menos visible. Como si fuera Baby Einstein para creativos, tenemos el abuso del entretenimiento educativo o formas de tenerles la mente ocupada mientras evitamos hacer el trabajo pesado de verdaderamente crear cosas.

Discere faciendo / Aprender haciendo.

En general, lo que está perdido, parece ser la creatividad del lienzo en blanco, es decir, dejar tu mente vacía y tus ojos bien abiertos. Es cierto, hay un valor al inspirarse de otros y el internet es genial para eso. Lo que se ha perdido en el camino es el valor de mirar ese lienzo vacío y esa necesidad de crear algo de la nada. Al final, todo el arte que destaca nace de una chispa de creación original, incluso si toma algo de otros artistas, es algo que no puedes aprender de un tutorial en Vimeo. Cada minuto que alguien pasa su tiempo trolleando en la web por tips y trucos útiles, es un día en el que no están afuera con el ojo en el visor de la cámara experimentando con la luz.

Es posible que ningún otro medio sea tan abierto como un lienzo en blanco para la creatividad como lo es la fotografía digital y el video. Crear es sencillo. A diferencia de un pintor quien debe adquirir un nivel de habilidades para comenzar a expresarse en el lienzo, un fotógrafo o videógrafo puede salir y comenzar a capturar imágenes de estándares técnicamente precisos. Mientras los resultados pueden ser consistentes, no hay mayor costo para la experimentación y los resultados se pueden revisar instantáneamente. Puedes pasearte con un macro y arrastrarte de rodillas para convertir flores desenfocadas en obras abstractas. O puedes organizar a unas personas para que posen en un callejón mientras les pides que hablen sobre sus vidas o que simplemente tiren agua al aire.

La facilidad de crear imágenes digitales es tanto un beneficio como una maldición. Mientras permite una exploración creativa incomparable, es común que se asuma que la fotografía es una búsqueda técnica en vez de lo que realmente es, pintar con la luz. Y como cualquier otra forma de pintura, volverte el mejor es cuestión de refinar la técnica y descubrir un estilo personal. Es irónico que tantos artículos de las 10 cosas que deberías… nos distraigan de desarrollar nuestro arte, subrayando la necesidad de fotógrafos y videógrafos que forjen una visión única en su trabajo. No hay ninguna otra forma de lograr eso que salir y tomar fotos día con día… Aprender haciendo.

Intencionalidad.

Existe claramente una tremenda substancia y valor en la cultura online que se ha desarrollado alrededor de empresas como la fotografía y la videografía. Entonces ¿Cómo reconciliar esto con la poca o nula profundidad de tanto contenido en internet? He pensado acerca de ello un poco y parece que la “intención” es la parte central de todo esto.

¿Te involucras en la comunidad con visión e intención, o como consumidor pasivo? Me parece a mi que es la intención que traemos a estos espacios la que los define. A menudo trolleamos la web buscando soluciones a problemas que ni siquiera sabíamos que teníamos, en vez de usarla como una herramienta para avanzar en el proceso creativo. Debajo de esta tendencia hay un miedo a mirar en el abismo del lienzo vacío. Un miedo a que lo que tengamos que decir no sea tan interesante. Hay una desesperada esperanza de que, de no tener suficientes trucos en el sombrero, o suficiente equipo, nadie te verá por el fraude que eres.

(Traducción libre que hice de este excelente artículo que me topé buscando una cita de Zack Arias. Mucho de pensarse, se los dejo de tarea) ★

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top