Tener un blog en WordPress


Un blog saludable tendrá buen tráfico. Aprende a optimizar tu sitio en WordPress.

La captura que ilustra este artículo era un png de 591kb (Si no sabes qué es un png, por acá puedes leerlo), para fines prácticos, abrí la misma imagen en Photoshop y la exporté en png 8bits a 64 colores. Esto me dio por resultado una imagen que pesa 92kb. Algunos exquisitos dirían que aún pesa demasiado pero para una conexión móvil promedio, es una descarga rápida decente.

Pues bien, en este primer post para reinaugurar Moccablog, quiero hablarles de cómo optimizo WordPress, no para clientes si no para mi y para los blogs que ayudo a administrar con @uvejota.

El principio para mi es parecido al que aplicaría para trabajar con un cliente pero subrayo que no soy desarrollador y no me dedico a hacer sitios web (alguna vez lo hice, ya llovió). Todo esto lo sé y lo aplico porque lo más importante para mi es la experiencia que el usuario tiene cuando llega a mi blog.

Si vas a contratar o ya tienes un servidor donde vas a instalar un blog en WordPress, tendrás que saber por adelantado que si quieres un servicio especializado donde todo marche bien, vas a necesitar uno dedicado (más caro), no un server compartido (más barato). Véanlo de esta forma. Tu sitio pesa y es tu imagen ante la gente, puedes cargarlo en un Chevy o puedes cargarlo en una minisuv. Lo bien que funcione depende del tipo de vehículo y de lo que pretendas hacer con el mismo. Muchos visitantes requieren la minisuv, pocos el Chevy.

Este blog es un Chevy, o sea está instalado en un servidor modesto y con poco poder, así pues tengo que desde un inicio optimizarlo para que funcione bien.

GTmetrix Moccablog

El problema actual con WordPress es que es omnipresente. Es tal su conquista de la web que hoy en día tenemos hasta periódicos y publicaciones de medio pelo que lo usan, (aunque no tengan idea de cómo usarlo). Esa omnipresencia lo hace blanco común de hackers, seudohackers y otras bestias que están viendo constantemente, cómo inyectar código malicioso en la parte frontal de tu instalación (el diseño y plantilla) y observando atentamente en qué momento pueden obtener una contraseña. Sí, porque escribir la dirección de tu sitio más /wp-admin lleva por default a la página de ingreso.

En fin, hay formas de protegerse y de optimizar tu sitio para ser amigable con los usuarios. Todo al final es la experiencia que creas para ellos y para ti, de eso vamos a hablar.

El primer paso sin duda para poner un sitio es registrar un dominio, como en este caso el de mocca.blog. Hay cualquier diversidad de opciones. Se debe tener presente que tiene que ser fácil de memorizar, fácil de escribir, corto de preferencia y debe estar relacionado de alguna forma con tu proyecto. Es, al final de cuentas, parte de tu identidad. Es la primer experiencia que tiene el usuario contigo, tu dominio.

Segunda cuestión no menos importante es conseguir, a través del mismo servicio de hospedaje donde tengas tu WordPress o por algún tercero, un Certificado de Seguridad SSL. 

En términos mortales, si tu sitio es http en vez de https, sí, con una S extra, Chrome y otros navegadores lo mostrarán como inseguro, así que puedes ir olvidándote de aparecer en los resultados de búsqueda de Google. Esa S simboliza la seguridad. Los precios de los certificados varían según lo que pretendas hacer con tu sitio. Para un simple blog cuesta menos… pero si vas a poner una tienda, el certificado cuesta más.

Si ya llegaste hasta aquí y tienes todo eso en orden, una vez más, quizá tu servicio de hospedaje cuenta con la instalación automática de WordPress a través de un panel. No es nada del otro mundo, sólo tendrás que explorar las opciones. Mi intención no es hacer el tutorial de cada aspecto si no enumerar lo que se necesita de forma básica.

Una vez que instalaste WordPress, viene lo bueno, tu diseño.

Sitios que vendan o regalen plantillas de diseños predeterminados para WordPress, abundan en la web, pero así como hay miles, también es difícil encontrar un estudio o empresa que tenga la responsabilidad al 100% de crearlo bien. Es decir, que cargue rápido, que se entienda bien con los buscadores, que se vea bien en móviles, que sea legible y que cumpla con standares web que le hagan compatible con todos los navegadores.

Para mi la premisa elemental es, el sitio debe funcionar bien, debe tener estrictamente lo necesario para generar una buena experiencia al usuario y listo. Si todo eso viene en un paquete estético agradable, pues qué mejor.

Los plugins

WordPress ante todo deja que tu personalices tu experiencia y la de tus usuarios a través de añadirle capacidades con plugins. La instalación de estos es variada según la necesidad que tengas, en mi caso les recomendaré los que uso y por qué.

  • My WP Translate. Este plugin permite la traducción correcta de cada rincón de tu plantilla, al español (o al idioma que pretendas traducir que no sea inglés). Cada sección, cada artículo y cada pequeño texto en los comentarios. Esos que dice Leave Your Comment ahora serán Deja Tu Comentario, o Written By cambiado por un Escrito Por.
  • WP Fastest Cache. Los sitios que están instalados en servidores modestos, necesitan usar plugins como este. En términos generales, WordPress arma las páginas que ves a través de pequeños componentes, esto hace que su motor trabaje más cada vez que un visitante entra. El cache es, por decirlo así, una copia estática de cada página que no requiere ese trabajo de armado porque presenta cada página como un solo objeto. Cada página se vuelve un duplicado que es mostrado a los visitantes para ahorrarle ese trabajo a WordPress y por lo tanto al servidor. Menos procesos, sitios más rápidos y usuarios más felices.
  • Webcraftic Clearfy. Este plugin hace una gran cantidad de optimizaciones en tu blog. Puede reducir la cantidad de procesos que WordPress demanda a tu server. Puede ocultar la dirección común de ingreso de editores y en vez de esto crear una dirección personalizada que da mayor seguridad. Puede apagar ciertas opciones innecesarias y aumentar la privacidad de tu configuración. Es cosa de explorar las opciones.  Cada una tiene una descripción detallada de qué funciones deshabilita.
  • Yoast SEO. Yoast es probablemente el plugin que primero instalan muchos usuarios de WordPress. Básicamente ayuda a optimizar tu sitio para llevarse bien con Google y con las redes sociales. Analiza la legibilidad, provee de un Mapa de Sitio XML el cual indica a buscadores cuáles son tus páginas importantes. Genera una verificación de que eres propietario de tu sitio web. Te permite controlar cuál será la apariencia de tu sitio en los resultados de búsqueda. Cómo se mostrará un link en el muro de Facebook, en un tweet y en Pinterest, por mencionar algunos.

Ahora viene la parte buena. Si tu WordPress no es solo un blog si no un sitio de noticias o tecnología y tus editores no tienen cierta formación básica de herramientas de publicación y al menos cierto manejo básico de optimización de imágenes, vas a tener serios problemas por más que contrates a los mejores diseñadores, desarrolladores e instales los mejores plugins. La verdad es… primero se necesita un equipo de personas capacitado propiamente y segundo, que estos tengan un hardware relativamente actual.

Es un hecho que hay cientos de publicaciones en la web con sitios funcionando incorrectamente. Desde dominios que no son seguros (no cuentan con SSL o https), hasta sitios que tienen plantillas llenas de código malicioso, redireccionando a tus visitantes hacia otros sitios que podrían ponerte en vergüenza o simplemente representar un peligro al robar datos sensibles de los visitantes. Normalmente son sitios abandonados por diseñadores, en otros casos sus dueños son personas difíciles de tratar y los desarrolladores y diseñadores huyen. En el mejor de los casos son instalados por Pedrito que es sobrino del dueño y no le iba a cobrar nada.

Los colaboradores de un sitio en WordPress deben saber redactar adecuadamente para Google aunque no les guste (normalmente es porque son flojos), saber cómo crear buenos encabezados, una buena descripción de cada artículo y cómo pescar al usuario desde el inicio. Deben saber qué formatos gráficos sirven en cada situación. Si deben usar un jpg, png o gif, qué compresión debe tener y qué tamaño en pixeles máximo o mínimo debe tener según la publicación. Deben cumplir standares que ayuden a los visitantes al mostrarles un sitio que carga rápido y así evitar que cada uno termine por cerrar la página (sí, aunque tus analíticas digan que tienes 150 mil visitas mensuales, estas pueden estar cerrando tus artículos casi al inicio, generando números falsos).

Si tu WordPress anda lento, te da errores e impide en general que tus editores trabajen bien, es probablemente una suma de todas estas cosas. Un sitio abandonado, editores que no saben usar el sistema, un servidor rebasado por la cantidad de usuarios conectados al mismo tiempo, desde los que publican hasta los que visitan, es la fórmula perfecta del fracaso en la web.

Pues ahora lo sabes, WordPress y un blog, pueden ser tan complejos o sencillos como decidas capacitarte y entenderlos. Al final lo más importante es tu visitante y un sitio con buena salud tendrá buen tráfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top