Esa memoria USB que no sirve


He perdido la cuenta de la cantidad de personas que me han dicho que al formatear su USB en la Mac, nunca más pudieron leerla cuando llevaban sus archivos a imprimir, al grado que terminaron comprando otra (y con miedo a formatearla). De igual forma, muchos se quejan del límite al tamaño que imponen las USB que vienen formateadas para PC. Por lo general el formato es MS-DOS (FAT o FAT32).

Hasta el momento quizá parezca que te hablo en chino pero en realidad es muy sencillo.

Opciones de partición

La utilidad de Disco o Disk Utility que viene en tu carpeta de Utilidades en tu MacOS, tiene entre sus opciones de formato las opciones para PC, estas son MS-DOS(FAT) y ExFAT (menos restringido en el tamaño de archivos).

El problema de toda la vida es que la mayoría de los usuarios ignora qué opción utilizar en el tercer menu donde viene el esquema de partición. Ahí tenemos GUID Partition Map, Master Boot Record o MBR y el Apple Partition Map de la Mac.

Sobra decir que el último no viene al caso si vamos a compartir la USB (o un disco portátil) hacia Windows, así que realmente tenemos sólo dos opciones, GUID y Master Boot Record.

La opción MBR es la más antigua y tiene varias limitaciones. Para ponerlo en conceptos más digeribles, MBR graba sólo en una parte de tu memoria mientras GUID repite la copia de tus archivos en todas las particiones, de tal forma que una USB formateada así, puede recuperar con mayor facilidad datos.

El problema a la hora de llegar a un centro de impresión es que, por lo general los dueños no quieren invertir mucho en las PC que tienen y es casi norma que las versiones de sus sistemas operativos son viejas, como un Windows 7 o inferior.

Así que si vas a ir a un centro de impresión y cada uno de tus archivos pesa menos de 4GB, tu USB debe estar formateado MS-DOS (FAT) con el esquema de partición Master Boot Record (MBR), que es el más antiguo. Sí, lo ideal sería usar GUID Partition Map, pero te arriesgaras a que te digan que tu USB no sirve y que eso te pasa por tener una Mac. Si las Windows de ese centro de copiado fueran de última generación, probablemente podrías usar GUID y olvidarte del problema.

Formato ExFAT

ExFAT es otro formato que deja grabar archivos de mayor tamaño en tu USB (parecido a NTFS), pero igual presenta las mismas opciones de partición. En este caso, si vas a llevar archivos grandes, digamos el respaldo de un video que estás editando y lo estarás pasando entre una Mac y una PC, es probable que ExFAT con el esquema de partición GUID sea legible para una PC reciente.

Formato NTFS

¿Y qué pasa cuando quiero grabar un video de más de 4GB en una USB para verlo en un Smart TV?

Mi experiencia es que la mayoría de los Smart TVs no leen el formato ExFAT sino el NTFS o Windows NT File System. En este caso lo ideal es adquirir una utilería llamada Tuxera (me ha funcionado muy bien) que instalará una app que te permite formatear a NTFS o bien añadirá la opción a la misma app Disk Utility que trae tu Mac para poder leer, copiar y formatear memorias USB y discos a NTFS.

La ventaja de este formato está en que podrás grabar videos a mayor calidad porque no habrá límite de tamaño, sean estos para verlos en tu tv o simplemente intercambiar archivos grandes con las PC que uses en casa o en el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top