Tumblr: a un año de censura y doce de existencia


Más de una década después, seguro muchos nos preguntamos cómo es posible que Tumblr, sin lograr ser mainstream, sea parte indispensable de la cultura online.

Si no sabes qué es Tumblr porque estuviste doce años en un bunker aislado del mundo, no te preocupes. Es una red de blogs, probablemente la más utilizada del planeta, con alrededor de 488 millones de usuarios.

Como muchos aprovecharon este casi cambio de década para hablar de los cambios tecnológicos, me pregunté en dónde he descubierto más cosas y qué parte de la web actual me parece más interesante.

Hace un año aproximadamente fue cuando Tumblr, a manos de Verizon, sufrió una modificación en la distribución de su contenido, mucho del cual era evidentemente sexual explícito y parte del mismo por el que fue vetado durante un tiempo en la App Store de Apple.

Para muchos usuarios, casi nada exagerados, fue el final de Tumblr. Sí, se perdió un fuerte porcentaje de actividad… pero también de forma interesante, el 70% del sitio siguió a través de sus fandoms.

Y es que Tumblr se construyó a partir de memes y fans de muchas cosas que no forzosamente eran contenido sexual.

Actualmente sigo 165 blogs, de estos los últimos son las mismas revistas de ilustración que seguía en Instagram, con la diferencia de que en Tumblr pueden hacer galerías o poner entrevistas largas con links al blog del autor o a su sitio personal. Tambien sigo blogs de fotógrafos… y de todas aquellas cosas de las que soy fan, juegos de Atari, gifs de películas de los 80s, publicidad vintage, artistas surrealistas del gif, autores de cómics, películas de terror y gore, figuras de acción de los 80s, películas de culto, ciencia ficción y otro sin fin de temas que disfruto mucho y que no podría ver en un formato de artículo como lo hago en Tumblr (y aparte sin distracciones), simplemente porque las otras redes no están diseñadas de la misma forma.

En Tumblr he descubierto un sin fin de artistas. Con esto no me refiero a que alguien comparta el trabajo de otros solamente, si no realmente son los mismos autores quienes tienen ahí su blog.

Pintores, escultores, ilustradores, animadores, diseñadores y fotógrafos siguen alimentando sus espacios. Incluso una buena cantidad de amigos que noto algo hartos de otras redes, retomaron Tumblr, tras entender que más de la mitad de sus usuarios integran el fandom que mantiene la red viva.

Que en su última transición Tumblr haya sido adquirido por Automattic (la empresa detrás de WordPress.com), me parece que le da un respiro a la comunidad. Donde Verizon y Yahoo intentaron hacer a Tumblr mainstream sin entender a sus usuarios, creo que en las manos de Automattic se dejará fluir al motor de la cultura del internet, que no busca ser mainstream sino ser como es, aunque la censura de contenido sexual siga, no evitará que el resto del contenido siga ahí, con igual importancia.

La web es vasta para encontrar contenido sexual (y más de 10 años después hay muchas opciones), pero si quiero encontrar alguien que me comparta detalles de pinturas del 1900, tengo Tumblr. Si quiero ver el arte de Simon Bisley que ya no es mainstream pero que formó parte de mi adolescencia comprando la revista Heavy Metal, tengo Tumblr. Ahí crecí como fotógrafo y tuve acceso a una cultura visual difícil de adquirir en Facebook, Instagram o Twitter, redes donde tendría que echarme las fotos de la comida de alguien más, las batallas de insultos o los cronistas de los Oscar (que aún creen que están diciendo algo diferente a lo que dice el siguiente en la lista), para poder ver sólo algunas cosas que valgan la pena.

Tampoco olvidemos que, Tumblr indexa fácilmente y se lleva bien con Google, que puedes personalizar tu blog con secciones y que incluso puedes comprarle su propio dominio.

Tumblr no será tan flexible y capaz como un WordPress (por algo estoy aquí), pero dentro de sus propias virtudes y capacidades, como lo es su interfaz sencilla y su integración con una gran comunidad, es sin duda una apuesta valiosa para quien quiere integrarse a la cultura online con facilidad o para quien quiera mantener un fotoblog sin complicarse la vida.

¿Qué más podemos decir? Después de todo, los blogs siguen siendo, tras muchos vaticinar su desaparición en los inicios de los dosmiles, el gran motor del contenido de la web. Cada uno de esos links que ves en otra red social, son en su mayoría blogs (y por números, en su mayoría Tumblrs) .

Tumblr a sobrevivido dos cambios de casa y sigue aquí. En este tercero será interesante ver qué le espera en manos de la gente de WordPress.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top